Seguidores

Porque quiero más día a día

Y hoy es

sábado, 6 de noviembre de 2010

Dilma, bienvenida al club del género. Octubre a flor de piel

Muchas gracias de todo corazón por todos los mensajes de ánimo, esperanza y contención que me dieron mucha fuerza en momentos en que necesité mucho de todos ustedes, mis amigos del blog.

Fue un mes de octubre muy a flor de piel para mí y mi familia,  con grandes sustos y penas e inmensas alegrías. La operación de José y su salud recuperada, el nacimiento de Matilda, mi nieta, por cesarea, con mucho riesgo para ella y su mamá trajo la felicidad contenida a la que pudimos dar rienda suelta una vez que  ambas estuvieron fuera de peligro.

Octubre de 2010, mes en el que Argentina y Latinoamérica pierde un hombre,  Néstor Kirchner, que consagró su vida a sus ideales y que desde la presidencia de la Nación llevó adelante el modelo de país con el cual soñamos los argentinos. 

Termina el mes con otra mujer presidente en América, Dilma Rousseff, la primera mujer presidente de Brasil.

Quiero compartir esta nota de Liliana Viola publicada en el Diario Página12 del 5/11/2010.

Dilma ya tiene su carnet

Para quienes fuimos niños en el siglo XX, las mujeres importantes de Latinoamérica eran tres: Gabriela, Alfonsina y Juana. La chilena de las canciones de cuna que nunca tuvo hijos pero que ganó el Nobel, la uruguaya beldad a quien las rosas, rosas, rosas en sus manos crecían y que se recluyó antes de hora para que no le vieran su piel marchita, y la argentina, enjaulada por un hombre pequeñito que elige como fondo el mar con sirenas y caracolas allá en La Perla, Mar del Plata. Las mujeres latinoamericanas en la escuela eran poetisas, musas de América, transidas de amor.

Sangre y lagrimas

Le preguntaron, palabras más, palabras menos, si pensaba que iba a sobrevivir al cáncer linfático. Respondió que nadie aguanta una campaña si no está en condiciones. Y también dijo que la pregunta le parecía de mal gusto, sin ocultar que, más allá de una pregunta que apunta a una cuestión de Estado, también atenta contra la buena educación que no se le debe preguntar a nadie si piensa morirse. Algunos dicen que utilizó su enfermedad para sensibilizar al electorado y otros dicen que se cargó al hombro el estigma de la enfermedad, otra cara de las debilidades femeninas. Lo cierto es que con esa doble respuesta Dilma deja en claro que no está dispuesta a sobreactuar posturas típicamente masculinas para demostrar que puede. La bipolaridad, la fragilidad e incluso la torpeza aparecen como una tentación vieja de los cronistas a la hora de describir las mujeres en situación de poder. El problema es que ellas hace rato que lo tienen, se trata de profesionales de la política, que a pesar de ese costado mediático que tienen por la curiosidad de que son féminas, han capitalizado muy bien. Por eso, se diferencian de sus predecesoras en que no están sorprendidas del lugar que ocupan. No sobractúan y, lo que no es tan bueno, tal vez hasta lleguen a olvidar concentrarse en políticas de género. En las primeras entrevistas que dio como presidenta electa, le preguntaron si lloró. A ningún presidente electo se le pregunta tal cosa; difícil ver llorar a un presidente, también es cierto. Dilma respondió que sí. Que muchas veces. Los ojos que miraron fijo a Cristina Fernández durante largas horas tanto en el sepelio de su esposo como en su primer discurso por cadena nacional también se dedicaron a contabilizar las lágrimas. Cómo las contuvo, cuándo se quebró. La lágrimas parecen ser la medida de la debilidad femenina. En las lágrimas estaría demostrando ese presupuesto tácito de que tiene algo raro adentro. Pero también su fortaleza, acuosa ventaja que da haber sido educadas para enfrentar los sentimientos, exponerlos y controlarlos sí, pero recién después de haber admitido que están. “Lloré después y fui llorando de a poco. No lloré así, de una sola vez. Lloré allá, cuando di el discurso, pero ahí lloré un poco. Lloré llegando a casa, bastante.” Le señalan que también lloró cuando nombró a Lula. Y ella responde que sí, que ahí sí que lloró. Y entonces Dilma agrega: “Algunos dicen que me contuve. No es así. Yo lloré por dentro, y por fuera un poco”.
La presidenta argentina la saludó diciendo: “Bienvenida al club de género”, una frase de pertenencia, pero también de advertencia para muchos.

Y porque me gusta la música, que me acompaña en todos los momentos, porque adoro la música brasilera y porque en esta canción el sentimiento está a "Flor da pele", les pido que escuchen a Zeca Baleiro y Raimundo Fágner.



15 comentarios:

Curiyú dijo...

Quiero mujeres para todo el mundo. Mujeres que gobiernen, mujeres que amen, mujeres que sientan. Como Dilma y Cristina.
Un abrazo.

Luisa dijo...

Cris,

Felizmente que tudo acabou bem.
Nasceu Matilda, mais uma mulher. As mulheres dão um cunho especial a este Mundo.

Beijinhos

Luísa

Perikiyo dijo...

Ante todo, celebro que todo vaya bien, después de un octubre a flor de piel. No se tiene una nieta todos los días, así que felicidades.

Que siga creciendo ese club del género.

Un beso, amiga mía.

Katy dijo...

Enhorabuena por el nacimiento de tu nieta y el éxito de la operación de tu marido. Me alegro de corazón y lo celebro uniéndome a tu alegría.
Lo tienes merecido por tanto sobresalto. Espero verte por aquí con más frecuencia a partir de ahora.
Un beso y felicidades de nuevo Cris a ti y a los padres de la niña

mariajesusparadela dijo...

Enhorabuena por todo y , que bien que has vuelto.

Tuqui dijo...

Conste que lei todo y mire el video completito...
Conste tambien que me parecio una entrada excelente, con todo muy bien elaborado, muy inteligentemente creado.
Las mujeres estamos viviendo "a flor de piel" todo el tiempo, solo que a veces con mayor intensidad que otras...
Empezaron a aparecer las mujeres en la familia! Bienvenidas
Besitos

Pluma Roja dijo...

Felicidades por tu nieta, Muy buena entrada incluyendo el vídeo.

Dejo un fuerte abrazo y un saludo cordial.

Hasta pronto.

Genín dijo...

Felicidades por todo, y que todo sea para bien.
Salud

Miguel Bueno dijo...

Una alegría que todo haya ido bien. Enhorabuena por vuestra nieta, seguro que os hará muy felices.
A seguir en la lucha.

Expresiones
Piedra

Juanjo dijo...

Me alegra saber que todo salio bien
besos

A.L. dijo...

Vengo a dejarte mi saludo y mi enhorabuena por esa nieta. Me alegro de tu vuelta.
Un abrazo

Benjamina dijo...

Olá Cris
Espero que a saúde do seu marido esteja já recuperada.
Tem um "selo" para este blogue lá no Armazém de Pedacinhos. Provavelmente já o terá recebido, mas julgo que o que importa, neste caso, é a intenção. E como acho que este blogue se enquadra no espírito do prémio, foi minha intenção deixar aqui esta recordação. Um abraço :)

MariluzGH dijo...

Enhorabuena por todo lo superado y por la llegada de Matilda, una bendición para el hogar :)

Me alegra tenerte de nuevo por aqui :)

abrazo

*.Jessica.* dijo...

pase a saludarte y a agradecerte tu compañia en mi bloger, dos te siga bendiciendo besitoss y buenas nochessss := )

Projeto Senzala Brasil dijo...

También quiero un mundo de y para las mujeres. Tengo dudas sobre la capacidad de Dilma, pero creo que las mujeres son educadas a tener una visión más ampla de todo lo que nos cerca. Entonces, por lo menos, pongo mi esperanza en días mejores para mi país sendo dirigido por una de nosotras. Además, simplemente amo Zeca Balero: poeta e cantante que viene conquistando cada vez más nuestro público.