Seguidores

Porque quiero más día a día

Y hoy es

martes, 30 de noviembre de 2010

La eñe también es gente.


"La ignoran todas las grandes lenguas del mundo y apenas tiene treinta entradas en el diccionario español, pero igual se muestra orgullosa entre la ene y la o; tal vez porque se siente única, tal vez porque secretamente sabe que no hay mejor modo de decir: compañero, añoranza, niña o cariño."
Vicente Battista

Quiero compartir este texto escrito por María Elena Walsh.

La culpa es de los gnomos que nunca quisieron ser ñomos. Culpa tienen la nieve, la niebla, los nietos, los atenienses, el unicornio. Todos evasores de la eñe. ¡Señoras, señores, compañeros, amados niños! ¡No nos dejemos arrebatar la eñe! Ya nos han birlado los signos de apertura de interrogación y admiración. Ya nos redujeron hasta la apócope. Ya nos han traducido el pochoclo. Y como éramos pocos, la abuelita informática ha parido un monstruoso # en lugar de la eñe con su gracioso peluquín, el ~. 
¿Quieren decirme qué haremos con nuestros sueños? ¿Entre la fauna en peligro de extinción figuran los ñandúes y los ñacurutuces? ¿En los pagos de Añatuya cómo cantarán Añoranzas? ¿A qué pobre barrigón fajaremos al ñudo? ¿Qué será del Año Nuevo, el tiempo de ñaupa, aquel tapado de armiño y la ñata contra el vidrio? ¿Y cómo graficaremos la más dulce consonante de la lengua guaraní? 
"La ortografía también es gente", escribió Fernando Pessoa. Y, como la gente, sufre variadas discriminaciones. Hay signos y signos, unos blancos, altos y de ojos azules, como la W o la K. Otros, pobres morochos de Hispanoamérica, como la letrita segunda, la eñe, jamás considerada por los monóculos británicos, que está en peligro de pasar al bando de los desocupados después de rendir tantos servicios y no ser precisamente una letra ñoqui. 
A barrerla, a borrarla, a sustituirla, dicen los perezosos manipuladores de las maquinitas, sólo porque la ñ da un poco de trabajo. Pereza ideológica, hubiéramos dicho en la década del setenta. Una letra española es un defecto más de los hispanos, esa raza impura formateada y escaneada también por pereza y comodidad. Nada de hondureños, salvadoreños, caribeños, panameños. ¡Impronunciables nativos! Sigamos siendo dueños de algo que nos pertenece, esa letra con caperuza, algo muy pequeño, pero menos ñoño de lo que parece. 
Algo importante, algo gente, algo alma y lengua, algo no descartable, algo propio y compartido porque así nos canta. 
No faltará quien ofrezca soluciones absurdas: escribir con nuestro inolvidable César Bruto, compinche del maestro Oski. Ninios, suenios, otonio. Fantasía inexplicable que ya fue y preferimos no reanudar, salvo que la Madre Patria retroceda y vuelva a llamarse Hispania. 
La supervivencia de esta letra nos atañe, sin distinción de sexos, credos ni programas de software. Luchemos para no añadir más leña a la hoguera dónde se debate nuestro discriminado signo.
Letra es sinónimo de carácter. ¡Avisémoslo al mundo entero por Internet! La eñe también es gente.


Extraído de Educ.ar, el portal educativo del Estado argentino

Una divertida e ingeniosa forma de protestar por la idea de eliminar la letra Ñ de los ordenadores:

9 comentarios:

Genín dijo...

Mi hija grande que es filóloga y trabaja enseñando en Japón, pudo haber comprado su pc mucho mas barato allá, pero lo compró en España por la Ñ mas que nada...jajaja
Salud y besos

mariajesusparadela dijo...

Es cierto que tiene pocas entradas, pero muchísimos "intermedios". Yo creo que lo importante no es que las palabras empiecen o no por ella, sino cuantas la contiene. Imprescindible en EspaÑa, ¡coÑo!

Patricia dijo...

querida amiga, me sumo en defensa de nuestra entraÑable letra eÑe!!!!! es nuestro patrimonio y forma parte de la belleza de nuestra lengua.
un abrazo.

Miguel Bueno dijo...

De parte de mi niña, gracias.

Expresiones
Piedra

Pluma Roja dijo...

Hola, entro el día de hoy a saludar a los amigos, corro porque llevo prisa. Me encuentro con un post ilustrativo que da gusto leer.

Te dejo un fuerte abrazo y un gran beso.

Hasta pronto.

luisa maria cordoba dijo...

Esperemos que eso no suceda, es parte de nuestro diccionario, defendamos a nuestra ¡¡EÑE!! ya está bien de quitarnos cosas ¡¡¡Coño!!! Un abrazo.

Rita dijo...

Pues vamos camino de eso querida mía, no cejaran hasta que lo consigan, que pena....nuestra eñe, solo nuestra, y como diremos que "eres un ñoño"?
Que mundo éste, me lo están quitando todo
Me ha gustado el post
besitos amiga

A.L. dijo...

Siempre he pensado que es una letra mágica, Mi teclado lo lleva Ñ,ñ.
Por algo España se ecribe con eñe.
Te dejo un enlace que busqué hace tiempo y guardo por si alguien de tus lectores también desea verlo
http://personal.telefonica.terra.es/web/flxcardona/palabras_con_letra_egne.htm
Un abrazo Cris y un hurra por el post

Katy dijo...

Se me paso comentar esta entrada porque estuve fuera. Pero ando de nuevo por casa. No concibo el alfabeto sin esta letra tan original, como original es tu post.
Un beso