Seguidores

Porque quiero más día a día

Y hoy es

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Dolor

Suena con fuerza el golpe reiterado, con la fuerza de la inocencia que poco a poco se vuelve experta al esquive, al ocultamiento, al escape y la mentira. Suena fuerte la palabra hiriente, el insulto que no deja de serlo a pesar de volverse el eco insistente del rechazo o lo que es peor de la cruel y total indiferencia. Suena fuerte la realidad que me golpea, me empaña el alma y me asombra todavía... Y es la fuerza de mi impotente asombro la que intenta en vano entender el maltrato de esa joven madre que descarga a gritos y golpes el peso de sus propias desventuras en el inocente presente que lleva de su mano.

En mi diario camino , recorriendo la distancia que me llevaba al trabajo, las veía. Y no fue una ni dos, muchas han sido las mamás, nerviosas, alteradas, furiosas, agresivas, lejanas, ausentes, idas, con uno, dos o varios hijos mostrando a la vista de todos la paciencia y el amor perdidos.

Y voy, más allá del tiempo a ese lugar donde las madres dulcemente protegían los pasos de sus hijos, donde cantaban canciones de cuna y olían a pan casero y cuidaban con amor y con desvelo de esas criaturas aferradas a su mano que suave, despacito y firmemente soltaban para que caminen seguras en la libertad del amor…

Y pienso en ellos, en esos niños que pronto caminarán en el patio de la escuela a mi lado, con paso ágil, mirada hostil, ahogando en frente mío su violencia y enojo con la vida, y me pregunto cómo transformar su dolor, su tristeza y desamparo en risas, cuentas y poesía.


11 comentarios:

Alejandro dijo...

felicitaciones, mama!!! escribi, viste? muy bueno el blog, se nota que te gusta hacerlo, muchos detalles y dedicacion, un beso!

Titi dijo...

Cris, estoy de acuerdo con tu enojo y tu dolor, pero todo entra dentro de este mundo dividido en yin y yan, bien y mal, luz y oscuridad, etc. Eso por un lado y por otro yo creo que cuando uno se remonta hacia el pasado encontramos mas inequidades, bestialidades, matanzas, abusos y otras yerbas. Por eso aunque a veces pareciera que vamos para atras yo siento que el presente es mejor que el pasado y seria mucho mejor si la educación fuera tema prioritario.

Cris dijo...

Ale,que alegría leer tus palabras y saber que pasaste por aquí. Como siempre, estás en mi corazón, gracias!

Tuqui dijo...

Excelente tu nota, te felicito!!

Caro dijo...

Muy bueno y que linda cancion de Serrat....
A los chicos les gusto darle de comer a los peces!!!!!!
Beso

maracuyá dijo...

Hola Cris...veo que somos colegas. Y bué, ya te imaginarás que vivo a diario esa dolorosa realidad que planteas...tan incomprensible y tan triste.

Excelente entrada...además tengo que confesarte que soy FANÁTICA del Nano Serrat.

Gracias por tu visita. Nos seguimos.

Un abrazo.

"Premio Maria Amelia Lòpez Soliño" dijo...

Hola, Cris.
Gracias por tu apoyo, y bienvenida.
Un abrazo.

María dijo...

Me encanta Serrat.

Gracias por visitar mi blog, voy a ojear el tuyo.

Un beso.

Airblue dijo...

Las prisas, el agobio, la falta de tiempo y el trabajo, pasan factura dando como resultado una sociedad materialista, en la que el cariño y la dedicación brillan por su ausencia.
Lo que ocurre es que cuando se trata de nuestros hijos es, como bien dices en tu entrada, muy doloroso. Apenas nos damos cuenta de ello y luego cuando pasan los años y ves lo poco que has disfrutado de ellos todavía duele más.

Bendito tiempo aquel en el que la mano de mi madre me llevaba a clase.

Tienes una preciosa profesión.
Te devuelvo la visita y encantada de conocerte.

Un abrazo Cris.

CANTO EN FLOR dijo...

El amor es la magia que transmuta todo lo que desees, sólo hay que desearlo con fuerza...

Gacias por tu visita; mi historia ahí está, cuando lo desees llega, siempre serás binevenida.

Saludos con afecto.

EVA MAGALLANES dijo...

Cris, que dura realidad ésta que nos recuerdas en tu post. La violencia generalizada de la humanidad, creo, tiene mucho que ver con el maltrato infantil, las mentes se han enfermado y los espíritus han perdido toda luz. El índice de delincuencia ya no juvenil si no infantil, es cada vez más alarmante, consecuencia evidente del daño horrible que una madre/padre maltratador, golpeador, abusivo genera en el alma de un niño o de una niña.
Amor, amor, amor es el antídoto... ¿pero cómo hacer llegar amor a esas personitas heridas?, los sistemas de protección social están muy pero muy lejos de poder aplacar el problema.
Ese tema de Serrat es maravilloso, siempre me ha conmovido por su lucidez y poesía, bueno, como todo lo de Serrat.
Gracias por asomarte por La Cala.
Un abrazo fraterno desde el confín austral!