Seguidores

Porque quiero más día a día

Y hoy es

martes, 8 de septiembre de 2009

Gabriel García Marquez




Fue en unas vacaciones de verano que llegó a mis manos el primer libro que leí de García Marquez, Cien años de soledad. Yo no recuerdo cuántos días tardé en leerlo, sólo sé que no pude dejarlo, que le robé horas al sueño, a los quehaceres de la casa, a mis hijos pequeños... Recuerdo que la lectura me maravilló y me sumergió en Macondo y sus personajes, que por mucho tiempo fui testigo de sus vidas y compartí esa atmósfera cálida y atrapante de la que no pude ni quise huir.


Cien años de soledad (fragmento)

" Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construida a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo.
(...)
José Arcadio Buendía, que era el hombre más emprendedor que se vería jamás en la aldea, había dispuesto de tal modo la posición de las casas, que desde todas podía llegarse al río y abastecerse de agua con igual esfuerzo, y trazó las calles con tan buen sentido que ninguna casa recibía más sol que otra a la hora del calor. En pocos años, Macondo fue una aldea más ordenada y laboriosa que cualquiera de las conocidas hasta entonces por sus trescientos habitantes. Era en verdad una aldea feliz, donde nadie era mayor de treinta años y donde nadie había muerto.
(...)
Vio una mujer ve
stida de oro en el cogote de un elefante. Vio un dromedario triste. Vio un oso vestido de holandesa que marcaba el compás de la música con un cucharón y una cacerola. Vio a los payasos haciendo maromas en la cola del desfile, y le vio otra vez la cara a su soledad miserable cuando todo acabó de pasar, y no quedó sino el luminoso espacio en la calle, y el aire lleno de hormigas voladoras, y unos cuantos curiosos asomados al precipicio de la incertidumbre. Entonces fue el castaño, pensando en el circo, y mientras orinaba trató de seguir pensando en el circo, pero ya no encontró el recuerdo. Metió la cabeza entre los hombros, como un pollito, y se quedó inmóvil con la frente apoyada en el tronco del castaño.
(...)
En aquél Macondo olvidado hasta por los pájaros, dónde el polvo y el calor se habían hecho tan tenaces que costaba trabajo respirar, recluidos por la soledad y el amor y por la soledad del amor en una casa dónde era casi imposible dormir por el estruendo de las hormigas coloradas, Aureliano y Amaranta Ursula eran los únicos seres felices, y los más felices sobre la tierra.
"



Leí El amor en los tiempos cuando era más joven y me pareció un excelente libro, hace poco tiempo reviví la historia de amor de Fermina Daza y Florentino Ariza, y en este punto de mi vida, mi mirada cansada y descreída descubrió una conmovedora historia de amor magistralmente relatada, que sobrevive al tiempo y a todos los desencuentros de la vida y que triunfa en la tenacidad y la fuerza del que no se deja vencer y conserva a través de los años el amor en su corazón.


El amor en los tiempos del cólera (fragmento)

" Terminaron por conocerse tanto, que antes de los treinta años de casados eran como un mismo ser dividido, y se sentían incómodos por la frecuencia con la que se adivinaban el pensamiento sin proponérselo, o por el accidente ridículo de que el uno se anticipara en público a lo que el otro iba a decir. Habían sorteado juntos las incomprensiones cotidianas, los odios instantáneos, las porquerías reciprocas y los fabulosos relámpagos de gloria de la complicidad conyugal. Fue la época en que se amaron mejor, sin prisa y sin excesos, y ambos fueron mas conscientes y agradecidos de sus victorias inverosímiles contra la adversidad. La vida había de depararles todavía otras pruebas mortales, por supuesto, pero ya no importaba: estaban en la otra orilla."



Gabriel García Marquez


8 comentarios:

Soñadora dijo...

Cris, a mí también me cautivan las letras de Garcia Marquez, pero de ambos mi favorito fue El amor en los tiempos del cólera!
Besitos,

Titi dijo...

Es admirable el conocimiento de Garcia Marquez sobre el alma femenina. El capitulo que empieza llovió 4 años, 11 meses y dos dias me maravilla cada vez que lo leo: un Aureliano Segundo inoperante ante la situación y una Fernanda que se desborda por primera vez y larga todo sin parar. Y todo el libro es para mi una réplica de tantos pueblos de por acá, de nuestra América Latina, sumergidos en la pobreza y abandono mientras son unos pocos los que se enriquecen. Cris, no es dificil gustar de todo lo bello que se ha escrito. Gracias

ILUSION dijo...

Hola Cris,,,de los que he leído de Gabriel García Márquez, me ha gustado tb El Amor en los Tiempos del Cólera,,,gracias por tu visita y tus palabras en mi blog!!!!
Besitos!!!!!

La terapia de Rafaela dijo...

Veo que compartimos gustos literarios, don Gabriel para mi es un caballero de la ficción, que me ha hecho soñar... muchas veces
cariños

Elsis dijo...

Cris,también a mí me gustó El amor en los tiempos del
cólera,es como si hubiera sido escrito para mi Colo y para mí.

Gracias por visitarme, besitos, linda!

Cris dijo...

Gracias Soñadora, Ilusión y Elsis por los comentarios.
Terapia de Rafaela, además de García Marquez compartimos el gusto por Benedetti, la música brasilera y Silvio Rodriguez.
Titi, siempre un placer leer los comentarios de mis hermanas
Gracias a todas

CAMINANTE dijo...

Ufff Gabriel Garcia Marquez.. Gabo.. empece a leerlo hace muchos años,durante la escuela secundaria, al igual q tu con 100 años de soledad, cautivada, pegada, amigas mias me decian, como pueden leerte ese libro de tantas paginas (y sin ilustraciones! jaja) y yo no perdia segundo.. devorando el libro.. :)y asi segui luego con todo libro que se cruzo en mi camino jaja
Un beso

Mathilde dijo...

encore une fois : "Aïe madre mia !" Mon auteur préféré, mes deux livres de très loin préférés ! Rien à dire, si ce n'est que vous avez des goûts surs et raffinés !!! lol ! Nous avons beaucoup de points communs toutes les deux, c'est un réel bonheur d'avoir découvert votre blog !